jueves, 21 de enero de 2016

Dimensiones.

De pronto todo cambia y las personas pierden su color. Uno las mira como extraños seres cuyas acciones carecen de significado… y es que nada importa realmente cuando uno está vacío.
En vano se busca lógica en donde de pronto todo es absurdo, las palabras se distorsionan y no avanzan. Y los ojos estallan cuando la mano acaricia algún objeto antes amado el cual ahora parece absoluto e inerte, perdió la luz q tenia, el interés; ya no entretiene, ya no logra que nos sintamos plenos. Aquel vacío del pecho nada lo llena.
¿Acaso seguimos siendo los mismos? Claramente no ¿cambiamos, o simplemente al caer la careta de la ilusión se muestra lo que se es? El alma cruda y desnuda, es ser humano como animal frio y salvaje. Ajeno a la sociedad q trata de comprenderlo y ayudarlo. ¿Ayudar en qué? ¿Van a devolver aquello que se perdió?, ¿acaso van a volver a pintar las flores y los sonidos?
Igual uno los mira desde ese otro lado y vive su dolor de la forma más íntima posible. Pensando que jamás se va a volver a reír, que la música nunca sonara y que la comida ya no llenara. Ve personas que supuestamente superaron todo pero uno sabe que en realidad lograron modificar la marcara para poder sobrevivir. Pero por dentro siguen huecos, lastimados. Aquello que los abandono todavía sangra y darían toda esta nueva vida por volver a tener aquello que los ilumino en su momento, aplaudirían y reirían fingiendo que todo aquello tiene sentido para que la fosa sin oxígeno que existe en su interior se llene nuevamente de esperanzas, proyectos y futuro.
Desde acá todo se ve diferente, quizás veamos algo que no sea real, quizás vivamos en la realidad. Sentimos que las ganas se esfumaron como las hojas en invierno, y no somos más que un seco árbol esperando ansioso la primavera que sabemos no llegara.
El dolor es una pared que nos hace percibir todo de manera trunca, nuestros sentidos se ven influido por aquel, estamos pero como un ser ausente. Somos los focos de lastimas y murmuraciones.

Y mientras nos cerramos en aquella burbuja oscura, el resto de las personas viven su vida, y soportan su propia burbuja, porque aunque nos sintamos en un plano opuestos, todos estamos en el mismo, pero lo vemos diferente.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario